Cosmética natural y cuidado personal

La importancia de la cosmética natural

Las ventas de cosméticos naturales y orgánicos y productos para el cuidado personal están en auge, y los consumidores los perciben como mejores o más seguros que los cosméticos normales y, por lo tanto, están dispuestos a pagar una prima por ellos. Con numerosos certificadores naturales y orgánicos para mantener los estándares que los consumidores pueden esperar de dichos productos, pueden obtener cierta tranquilidad de que obtienen lo que están pagando.

Natural vs. tradicional

Un producto cosmético natural, contiene un mínimo de 95% de ingredientes orgánicos certificados de origen biológico (vegetal). El agua, las sales y los minerales no pueden contarse como orgánicos, por lo que este cálculo se basa en los otros ingredientes, que son en su mayoría ingredientes de origen vegetal.
Sin embargo, al menos el 20% del producto total (que incluye el agua, etc.) debe ser orgánico, excepto los productos de maquillaje mineral y los productos de lavado (y otros que razonablemente tienen un contenido de agua muy alto) para los cuales el porcentaje mínimo es 10%

Otros requisitos son que no hay ingredientes genéticamente modificados o irradiados, ni nanopartículas ni pruebas en animales. Se pueden usar productos animales (como cera de abejas o miel), pero no partes de animales muertos. El embalaje también debe cumplir ciertos requisitos.

Si desea “limpiar” su rutina de belleza, considere usar maquillaje natural. Los productos de belleza limpios generalmente están libres de ingredientes nocivos como parabenos, ftalatos y fragancias sintéticas. También son más seguros para pieles sensibles.

Asegúrese de que “natural” sea realmente natural

Aceites naturales : los aceites de coco a menudo se usan para obtener alcoholes grasos, que se usan como tensioactivos. Otros aceites incluyen el aceite de argán y el aceite de aguacate. La glicerina, es un subproducto común.
Plantas agrícolas : la soja, el maíz y otras plantas agrícolas se utilizan en toda la industria cosmética para producir aceites y alcoholes. Los emulsionantes cosméticos, tensioactivos y biocatalizadores verdes se obtienen con estas plantas, que pueden obtenerse de forma económica y sostenible.